6º OBB: Microrrelatos de Gloria Pampillo

julio 28, 2011 at 9:57 pm 1 comentario

Amor del mundo

Estaba sentada en el banco de una estación suburbana cuando el poste azul y rojo que sostenía el alero comenzó a alejarse. Detrás de él, en perspectiva, se recortaron el andén de enfrente y más atrás, los árboles. Había sido tan nítido y mágico, que no se lo contó a nadie. La vez siguiente, sucedió en una parada del colectivo. Como si alguien que la quería hubiera pensado en ella, el horizonte de la calle comenzó a descender. Esta vez, la alucinación fue cercana. El enrejado de alambre que la ceñía bajó casi rozando sus ojos. La última vez fue de noche. Por la ventanita del baño, vio sobre el techado de la cocina la cabeza de un hombre verde que se bamboleaba hacia adelante y hacia atrás. Estaba por gritar cuando un bostezo descomunal la llevó a la cama. A la mañana siguiente se asomó a la puerta, y vio que el mundo, inmóvil, aún dormía. “Gracias”, le dijo y él le sonrió en medio de su sueño.

Azar

A Luigi Galvani una rana y un plato de plomo le revelaron la electricidad de los animales, a Edison, el hilo del que pendía un botón de su camisa el filamento incandescente, a Newton una manzana lo despertó a la gravedad. La razón teme arrancarle al universo sus secretos mientras que al azar todo se le brinda. Y es que el universo no olvida que solo por azar existe y teme que por azar estalle.

Frases escarlata

A Franz Kafka

Era el hijo único de una madre viuda, y como la frase irónica y justa era también burlona, Isabel, alejada de él por la férrea oposición de la madre siempre calló. Pero cuando años después una mujer la llamó llorando para avisarle que él había muerto, Isabel abrió la boca y dijo: “Ella lo mató.” No habló más entonces, pero día a día el recuerdo le trajo alguna frase. Obediente, fue escribiendo: “Le negó el amor que él le suplicaba”, “Lo comparó con el hijo muerto rubio y bello”, “Lo abochornó ante las mujeres que amó”, “Le aseguró que solo se le acercaban por sus bienes”, “Lo dejó comer y fumar sin tregua, hasta que se volvió un tonel de cabeza pequeña y oscura”, “Miró hacia otro lado a medida que él se iba matando.” Cuando concluyó, alrededor de las frases trazó los arabescos. Luego se dirigió a la Colonia Penitenciaria y le alcanzó al comandante sus frases. Fiel a sus principios él las transformó en sentencias. Poco después las agujas de la Rastra las grabaron en el cuerpo blanco, inconmovible y frío de la madre viuda. Esa vez, la máquina no se descalabró.

Torquemada

Cada vez que nos mira desde su alto desdén, me hace pensar en Torquemada y enseguida recuerdo los pecados de mi vida. Es inteligente, erudito, estudioso incansable, elocuente y fanático. No hay con qué darle. Pero una vez que fuimos a su casa, vi sobre su cama, olvidado, un juego de pesas de gimnasia. Al irme, ya no estaban. Pensé que las había escondido y sentí por él una conmiseración y una pena infinitas. Sin embargo, cuando vuelvo a encontrarlo, recuerdo nuevamente mis pecados. Son tan negros como sus pesas, pero han desarrollado músculos que él no puede superar.

Anuncios

Entry filed under: Encuentro Nº 6. Tags: .

6º OBB: Microrrelatos de Jorge Ariel Madrazo 6º OBB: Microrrelatos de Jorge Accame

1 comentario Add your own

  • 1. mario capasso  |  julio 28, 2011 en 10:32 pm

    muy buenos estos cuentos, un placer recorrerlos,

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 22 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: