6º OBB: Microrrelatos de Jorge Ariel Madrazo

julio 27, 2011 at 6:04 pm Deja un comentario

Cosa’e Mandinga

Tanto infierno. Y para qué. Si ella, la diabólica, no lo amaba.
El diablo entonces dijo: “Deshágase el infierno”. Y se deshizo.
Y tanto sol, ¿para qué?
Ordenó: “Apáguese el Sol”.
Luego: la súbita noche absoluta. El hielo helándolo todo.
Quiso rogar: “Hágase la…”. Pero el frío lo paralizó.
Se oyó, arriba, la burla del Gran Lamparero:
“¿Queriendo imitarme, eh? Ahora, a aguantársela”.
Satán comprendió que debía resolver de otro modo sus problemas de pareja.

El maratonista
OXARRA

Para la Poeta Miriam Cairo, mamá de la idea.

El maratonista Oxarra Echenagocía (vasco ¿hace falta decirlo?) atesoraba un par de cualidades que lo elevaban muy por encima de sus competidores: ante todo, una indoblegable voluntad de triunfo; y junto a ello, una enorme y cristiana piedad por sus rivales; a quienes, casi, habría que designar como víctimas. Así era Oxarra de invencible.
Y bien: la víspera de aquel tórrido día de 1991 cuando se largó la Maratón Éuskera Unida de los 10.000 kilómetros, Oxarra supo que entre el público de aquel evento sin par estaría ella, su amada Andrezuna. Oh, sí, allí estaba ella, arrebolada, ondeando un pañuelito en signo de amor. Oxarra marchó con paso de gamo y de gato al mismo tiempo; iba dejando atrás y jadeantes a sus enemigos, ya devoraba los kilómetros, ya se acercaba a la meta, pero… oyó, le juro, la voz de Cristo: “Sé piadoso, Oxarra mío, esos infelices merecen su oportunidad…”. Oxarra aminoró el tranco, se dejó pasar por casi todos. Mas enseguida su espíritu bravío volvió por sus fueros: Oxarra recupera el terreno perdido, el triunfo está al alcance de su vista. Pero, otra vez Cristo: “No eres gentil, mi siervo Oxarra, ¿siempre queriendo ganar?”. Así, una vez y otra vez, Oxarra a punto de ser el primero y a punto de ser el último… Para no hacerla lunga: hoy, dos décadas más tarde, Oxarra sigue sin poder coronarse campeón. Aunque corre solo: todos los demás han ido enfermándose o desfalleciendo. O murieron de viejos. Y él, adelantándose y retrocediendo siempre. Para no ser impiadoso con él mismo.

Globo

Última noche en Paris. Abrís la ventana que te permitirá acceder al pequeño balcón, y seis pisos más abajo la calle, el collar de piedras que contornea al árbol flaco. El perfil de aquel edificio, enfrente, rematado en una chimenea casi caricaturesca, es ahora una sombra extrañamente atravesada en presagios de algo indefinible. Los parroquianos del restorán, en la esquina, ríen de pronto, todos a un tiempo. Seis chicos y chicas, en la vereda de tu hotel, juegan a la mancha. Se detienen más tarde, gritando eufóricos: uno de ellos enarbola un globo azul que sin embargo en un momento fatal se desprende de sus manos y sube, sube mucho más arriba de la copa del árbol, más arriba de tu balcón, de ese manotazo con que pretendés agarrarlo y que te impulsa a sacar imprudente medio cuerpo sobre la baranda al punto de que aún en el instante en que te precipitás a tierra, hacia la veredita donde los chicos gritan pero mucho más fuerte, estás sumamente irritado por no haber podido aferrar aquel maldito, aquel indiferente globo azul.

SAMSA

Increíbles los pretextos a los que recurre un bicho para no ir a la oficina.

Anuncios

Entry filed under: Encuentro Nº 6. Tags: .

6ª OBB: Videos 6º OBB: Microrrelatos de Gloria Pampillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 22 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: